Ryanair rompe moldes en twitter

La aerolínea logra unas cifras de seguimiento espectaculares con sus peculiares métodos de marketing y manteniendo una perfecta coherencia en su línea de comunicación.

Ryanair es un ejemplo de coherencia en su línea de Marketing: Te gusta, o te disgusta, pero a muerte.
Como la marca, o genera grandes adeptos o grandes descontentos. Es cierto que habría que analizar cuántos siguen siendo grandes adeptos tras haber sido transportados por el señor O´leary en uno de sus aviones.
Pero, más allá de las serias dudas que genera una política de comunicación que consiste en reírse de casi todo y de casi todos, está claro que hay gente que se siente identificada con esta imagen de los chicos malos y transgresores del aire y de la politesse que lo rodeaba hasta la llegada de las bandas del low cost y los mochileros.

¿Y en Twitter? ¿cómo se lleva eso a Twitter?

Nada más sencillo de analizar. Sólo hay que entrar en la cuenta de la aerolínea irlandesa para ver algo que también la hace única. twitter.com/Ryanair En menos de un mes ya ha logrado casi 12.000 seguidores. Una gran cifra obtenida tan sólo con 85 tweets. Creo que ninguna compañía de este tamaño es tan perezosa a la hora de twittear. Pero no le va mal, por cada tweet obtiene más de 140 seguidores. Y lo más curioso es que Ryanair en Twitter no sigue a absolutamente a nadie. En la casilla del “siguiendo” podrán ver un redondo cerapio. “Sí, pero es porque el comunity manager está de baja tras tanta amenaza recibida”. Que no, que no. Que además, los chicos malos del aire lo advierten claramente “llevamos cada año a 80.000 pasajeros, así que no vamos a seguir a nadie en Twitter, NI VAMOS A CONTESTAR A NADIE” Tweet. Y eso es lo increíble. Que haya 12.000 tipos que sigan con la conciencia de que no serán seguidos, ni respondidos y, probablemente, tampoco leídos.

Otro ejercicio: lean, lean los comentarios que dejan los internautas viajeros. Ponen a O´leary fino, filipino. Y es que al final a Ryanair le sigues en Twitter coherentemente por lo que te mola la marca o por la cantidad de vuelos que te ha chuflado. Pero no me negaran el arte del tipo éste para que lograr que, por motivaciones positivas o negativas, su cuenta en twitter sea una de las más consultadas entre las aerolíneas. Y sus aviones, de los más empleados para volar.

Escribir un comentario